Robin Cerámica

Mural de cerámica personalizado para vivienda unifamiliar

Mural de cerámica personalizado para vivienda unifamiliar

¡Qué buena noticia cuando nuestros amigos Belén y José Antonio nos dicen que quieren un mural de Robin cerámica para la fachada de su casa nueva! ¡Qué responsabilidad a la vez!. Quieren una pieza grande y que se vea bien, que le dé a su casa un toque todavía más personal.

Enseguida decidimos el lugar. Junto a la puerta principal de la casa. Un lugar que se ve muy bien pero que a la vez no rompe con la imagen global y muy estudiada de su casa.

Les preguntamos por el tema a desarrollar en el mural y de manera muy rápida e instintiva nos dan las dos claves principales: la espiral como figura geométrica y el camino: «entre Bujaraloz y Ejea de los Caballeros, en Pastriz nos hemos quedado».

Ideas clave para el mural: La Espiral y el Camino

Ambas ideas nos encantaron. La espiral como figura creativa, que va creciendo y creciendo, transformándose y transformando lo de su alrededor. Así que tanto Belén como José Antonio serían las dos espirales, que en su camino se juntaron, en medio de sus lugares de origen, donde nació Marcos, su hijo, otra espiral, que estará a su vera y creciendo y desarrollándose como un ser un día independiente.

Hicimos varios bocetos en papel, e incluso una plancha cerámica con tamaño a escala, para que tuvieran un posible resultado final. Pero lo que más ilusión nos hizo es cuando les invitamos a que realizasen ellos mismos el mural y aceptaron la invitación

Llegaron al taller, donde ya teníamos una gran plancha hecha y un dibujo de lo que podría ser el mural total. Les entusiasmó la idea y nos pusimos a trabajar, dejándose asesorar, pero con un alto grado de creación personal. Después de una mañana de trabajo, el modelado del mural estaba terminado.

Trabajando en el taller el mural de su nueva casa

Ahora sólo quedaba dejarlo secar muy lentamente, cortarlo en piezas lo suficientemente pequeñas para que cupiesen en el horno, darles la vuelta y rasparlas para que se colocasen bien en la pared, cuidar y retocar las piezas, decorarlas con los esmaltes, engobes y barros para dale la tonalidad, color y matices deseados y a cocer al horno cerámico a 1230 grados. Una vez pasadas 24 horas en el horno, el mural estaba listo para colocarlo en la fachada de su nueva casa.

 

Tanto los propietarios como nosotras estamos encantados. Ha sido una gran satisfacción personal.

Solicita presupuesto para un mural personalizado

Últimos Artículos del Blog

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Mercedes Plou Escolá.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a d40.dinaserver.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad